¿QUÉ ES EL LUPUS?

 

El lupus es una ENFERMEDAD AUTOINMUNE, es decir, el propio sistema inmunitario ataca las células y tejidos sanos por error. Esto puede dañar muchas partes del cuerpo, incluyendo las articulaciones, piel, riñones, corazón, pulmones, vasos sanguíneos y el cerebro. No se conoce la causa del lupus.

HAY VARIOS TIPOS DE LUPUS:

• LUPUS ERITEMATOSO SISTÉMICO: Es el más común. Puede ser leve o grave, y puede afectar a muchas partes del cuerpo
• LUPUS DISCOIDE: Provoca una erupción en la piel que no desaparece
• LUPUS CUTÁNEO SUBAGUDO: Provoca ampollas después de estar al sol
• LUPUS INDUCIDO POR MEDICAMENTOS: Es causado por ciertas medicinas. Por lo general, desaparece cuando se deja de tomar el medicamento
• LUPUS NEONATAL: No es común y afecta a los recién nacidos. Es probable que sea causado por ciertos anticuerpos de la madre

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL LUPUS?

El lupus puede tener muchos síntomas que difieren de una persona a otra. Algunos de los más comunes son:
• Dolor o hinchazón en las articulaciones
• Dolor muscular
• Fiebre sin causa conocida
• Erupciones rojas en la piel, generalmente en la cara y en forma de mariposa
• Dolor en el pecho al respirar en forma profunda
• Pérdida de cabello
• Dedos de las manos o pies pálidos o de color púrpura
• Sensibilidad al sol
• Hinchazón en las piernas o alrededor de los ojos
• Úlceras en la boca
• Glándulas inflamadas
• Cansancio extremo
Los síntomas pueden aparecer y desaparecer, a esto se le llama “brotes”. Los brotes pueden ser leves o severos, y nuevos síntomas pueden aparecer en cualquier momento.

¿CÓMO SABER SI TENGO LUPUS?

No existe una prueba única para diagnosticar el lupus, ya que a menudo se confunde con otras enfermedades. Pueden pasar meses o años hasta que un médico lo diagnostique.

¿CUÁLES SON LOS TRATAMIENTOS PARA EL LUPUS?

No existe una cura para el lupus, pero medicamentos y cambios en el estilo de vida pueden ayudar a controlarlo.
Los objetivos del plan de tratamiento son:
• Evitar los brotes
• Tratar los síntomas cuando se produzcan
• Reducir el daño a los órganos y otros problemas

Los tratamientos pueden incluir medicamentos para:
• Reducir la inflamación y el dolor
• Evitar o reducir los brotes
• Ayudar al sistema inmunitario
• Reducir o prevenir el daño a las articulaciones
• Equilibrar las hormonas

 

Fuente: NIH: Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel